Intel quiere llenar el mercado de notebooks económicas con pantalla touch y sistema Android

El mercado de la PC siempre encuentra alguna forma de esquivar su tan anunciada muerte y seguir subsistiendo; hace unos años fue la explosión de los netbooks, luego los Ultrabooks. Ahora, mientras todas las estadísticas indican que la tendencia en favor de las tablets es imposible de frenar, aparece Intel y presenta sus planes de fabricar notebooks con pantalla touch, procesadores Atom y basadas en Android.

Toda esta conjugado, entre software y hardware, para que se trate de equipos de bajo costo capaces de competir en ese aspecto con las tablets más económicas que saturan todos los mercados, aunque sin por ello tener que ver un rendimiento acotado, como el que claramente ya muestran los netbooks con Windows 7 o cualquiera de las distros más modernas de Linux.

notebooks intel android

Intel, no quiere dejar de lado la duración de batería, ya que la que es posible obtener en este caso sería muy buena, en el orden de las 8 horas, algo que en el mundo de las notebooks o ultrabooks con Windows 8 es posible conseguir, aunque a un costo mucho más alto.

Toda esta movida por parte de Intel parece muy interesante, ya que para el corto plazo se espera que los portátiles basados en Intel Core bajen sus precios a un rango ubicado entre los $399 y los $499 dólares. Para la compañía sería una buena forma de mantenerse vigentes en un mercado que cada vez más comienza a ver con buenos ojos a la arquitectura ARM, pero si alguien puede resultar un claro ganador en todo esto es Android, que vería incrementada su presencia y llegaría a un nicho de mercado donde tiene mucho para ganar, sin dejar de lado que al acostumbrarse a utilizar Android en sus computadoras de uso diario, probablemente muchos luego también elijan el sistema operativo de Google para sus teléfonos.

intel-logo

Sin embargo, habría que aguardar y ver cual es el resultado de todo esto, ya que aunque excelente para tabletas y smartphones, hay que ver cual es el rendimiento real de Android en un modo PC. No por lo que pueda ofrecer, ya que a igual hardware se muestra más fluído que en los sistemas operativos de escritorio, sino por algunas cuestiones que los “power users” suelen extrañar cuando quieren reemplazar sus portátiles por tabletas, como el ciclado rápido entre aplicaciones (Alt + Tab) o los atajos de teclado entre otras cosas.

Si todo lo que nombramos se resuelve, las posibilidades pueden ser infinitas y, si no sucede en todo caso hay un nuevo nicho de mercado y habrá millones de usuarios contentos con dispositivos elegantes y baratos, aunque los usuarios más avanzados sigan como hasta ahora con Windows o Linux.

Via CNET