La cámara del móvil: ¿cómo sacarle el mejor provecho?

Desde la irrupción del teléfono inteligente en nuestra vida, salimos diariamente a la calle con una cámara fotográfica en el bolsillo. El móvil nos dio el status de fotógrafos en potencia y nos hemos obsesionado por capturar imágenes; transformando así la industria. Fabricantes y desarrolladores son conscientes de que uno de los componentes más valorados a la hora de elegir un móvil, es su cámara, por eso compiten por sacar al mercado la de mayor calidad.

Tener una buena cámara no es sinónimo de buen ojo fotográfico, por ello recurrimos a pequeños trucos para conseguir imágenes de calidad antes de compartirlas en las redes sociales. Existen una gran cantidad de aplicaciones para tu móvil como estas reseñadas por 1&1 para la edición fotográfica y por suerte muchas de ellas no requieren ni de conocimientos previos de edición. Con ellas el usuario puede conseguir muy buenos resultados, independientemente de si cuenta con un dispositivo Android o iOS. Antes de que sucumbas a los encantos de la edición te damos algunos consejos para que explotes las opciones disponibles en tu cámara como si fueras todo un experto en fotografía.

Aunque tu teléfono no tenga la mejor cámara, si sabes utilizarla puedes tomar excelentes fotografías.

Seguro que al ir a sacar una foto has visto que tu cámara cuenta con una función llamada HDR. Al utilizar esta opción, la cámara captura tres imágenes de la misma toma con diferentes niveles de exposición y las combina para conseguir el equilibrio lumínico perfecto. ¿Cuándo utilizarla? Para fotos de paisajes donde haya mucho contraste entre el cielo y la tierra, retratos donde predomina la luz solar y para fotos en lugares con poca luz.

La ráfaga te permite sacar una secuencia de fotos y es perfecta para retratar objetos en movimiento. Al pulsar de forma continuada el botón de tu teléfono inteligente, capturarás, en milésimas de segundo, una amplia colección de fotos con distintos planos. Tras esto solo queda elegir la que más te guste.

En tu teléfono inteligente cuentas con una opción para sacar fotos panorámicas, perfectas cuando lo que quieres es una instantánea que te permita reflejar la belleza de una playa, de un paisaje natural o de sitios muy amplios que nos puedes retratar en una imagen normal.

Puede que aún no sepas que tu dispositivo cuenta con un modo retrato. Al seleccionarlo la cámara ajusta la luz y el contraste de forma automática y esto hará que tus primeros planos sean muy favorecedores. De hecho, los móviles más potentes disponibles en el mercado tienen una guerra declarada para conseguir ofrecer el mejor bokeh, también conocido como modo retrato. Buscan un efecto de desenfoque en el fondo de la fotografía mientras que el elemento del primer plano debe quedar enfocado.

El flash puede ser una buena opción a veces pero debes saber cuando utilizarlo. En las fotos a contraluz puede ayudarte a rellenar sombras pero no deberías utilizarlo para los primeros planos. Si utilizas el flash cuando no conviene, lo único que conseguirás es quemar los tonos naturales de la piel. Es mejor que tomes la foto sin flash y que la retoques luego.

No utilices el zoom de tu móvil porque aunque te permite sacar objetos de cerca, estarán distorsionados o fuera de foco.

Lo mejor es que saques la foto lo más cerca posible de tu objetivo y que te asegures de que tenga buena calidad.

En definitiva, es aconsejable que busques información en internet sobre la cámara de tu móvil para que conozcas bien el mecanismo y puedas familiarizarte con ella. Solo así podrás sacarle el máximo partido. No olvides que las aplicaciones no hacen milagros y que cuanto menos tengas que editar mejor será el resultado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *