Samsung Galaxy Nexus

Como ya sabemos, siempre hay un móvil que acompaña la salida de una nueva versión de Android. El elegido para la versión 4.0 Ice Cream Sandwich ha sido el esperado y postergado Samsung Galaxy Nexus o Nexus Prime, apoyado por el propio Google y que trae instalada de fábrica la nueva versión de este ansiado sistema operativo. Veamos sus especificaciones.

Samsung Galaxy Nexus y Android Ice Cream Sandwich

Ice Cream Sandwich ha sido pensado para establecerse como el ícono de los sistemas operativos para móviles, mientras que el Nexus Prime ha sido elaborado con la intención de posicionarse como el móvil del futuro. Con estos dos objetivos en mente, Samsung y Google se unieron para crear el Nexus Prime. Samsung, cuya línea “de batalla” y más exitosa, la Galaxy, sigue cosechando éxitos, y nada menos que de la mano de Google.

Lo primero que salta a la vista del Samsung Galaxy Nexus es su gran pantalla: 4.6 pulgadas, Super Amoled HD, como para que no queden dudas de que Samsung está poniendo en el mercado las mejores pantallas disponibles. Al ser un móvil altamente multimedia, cuenta con una cámara trasera de 5MP que filma en Full HD 1080p, y con una cámara de 2MP frontal. Por otro lado, está basado en un procesador doble núcleo de 1.2 ghz, acompañado por 1 GB de RAM y su memoria interna es expandible hasta los 32 GB.

La batería: litio de 1750 mAh, lo cual, junto con el nuevo manejo de los recursos que propone el Ice Cream Sandich, se espera que sea todo un éxito, tanto en duración como en rendimiento del móvil. Luego, las conexiones de siempre: Salida HDMI, WiFi doble banda, Bluetooth y GPS incorporado. Por otro lado, gracias a su chip NFC, permite transferir datos instantáneamente entre varias terminales Samsung, sin utilizar ningún tipo de conectividad adicional.

Como vemos, Samsung busca posicionarse como pionera en los móviles de alta gama, mientras que se encuentra apañada por Google en el lanzamiento de uno de los sistemas operativos que promete ser el cambio revolucionario que todos estábamos esperando.