Sony Xperia S e Ion: Gracias por todo SonyEricsson

Sony ha presentado en el CES 2012, sus primeros smartphones luego de comprar la porción de la compañía que tenían los suecos de Ericsson, dejando de lado el ya conocido nombre y quedándose solo con el que ya lleva muchos años siendo de los principales contendores en el area de electrónica de consumo. Y al parecer, finalmente han dado en el clavo de los gama alta.

Xperia S

Sony ha declarado que se dedicaran a producir smartphones unicamente, así que atrás quedan los días de Symbian y otros para el fabricante japones, y han comenzado con los Xperia Ion (para el mercado estadounidense) y Xperia S (para el resto del mundo). Basicamente son el mismo teléfono en cuanto a componentes, comparten las pantallas Bravia Mobile con resolución de 720×1280, procesador doble núcleo Qualcomm S2 de 1.5GHz (¿Recuerdan  que Qualcomm era en parte culpable de lo atascado que se ha visto HTC? Pues ya no más).

Siguiendo con el Hardware, nos topamos con 1GB de RAM, 16GB y 32GB de almacenamiento interno a elegir, cosa que hará falta con las cámaras EXMOR-R de 12 (se lee DOCE) megapixels y grabación de video Full HD que incorporan, NFC, certificación PlayStation y conectividad 4G LTE (en el Ion), todo esto con Android 2.3.7 a bordo, aunque se anunció que Ice Cream Sandwich estará disponible para aproximadamente Julio, y dado que se cree estén en el mercado en mayo, la espera no será mucha.

 

Xperia Ion

Donde se diferencian es en el tamaño de pantalla (4.6″ Ion vs. 4.3″ S) y el fantástico toque de diseño que tiene el Xperia S, con esa banda transparente debajo de la pantalla y que hace las veces de antena. Les ha quedado bárbaro

Aún no hay detalles de precios, apenas hoy ha salido a la luz que el Xperia S estará en los operadores Three y O2 del Reino Unido, y el Xperia Ion que será exclusivo del estadounidense AT&T (¿Alguien aparte de mi ha notado que los equipos Android de AT&T son de los mas grandes del mercado? Atrix, Galaxy Note, Galaxy S2 Skyrocket…). Desde que recuerdo he tenido debilidad por los equipos Android de SonyEricsson en cuanto a diseño, aunque no parecían ser capaces de unirlo con hardware puntero. Ahora, especialmente con el Sony Xperia S, me parece estar viendo mi próximo teléfono.